Panel de síndrome de Rubinstein-Taybi

Panel de síndrome de Rubinstein-Taybi

[2 genes]

TIEMPO DE RESPUESTA: 6 SEMANAS

CREBBP EP300

La discapacidad intelectual y el autismo son dos de los trastornos del neurodesarrollo (TND) más comunes, con una prevalencia aproximada del 1-3% en la población infantil, teniendo una causa genética en aproximadamente el 50% de todos los casos.En las primeras fases del desarrollo se utiliza preferentemente el término retraso en el desarrollo, retraso psicomotor o retraso en las adquisiciones, para definir aquellos niños/as que presentan una adquisición retardada de al menos dos o más aspectos relacionados con su neurodesarrollo. Esto puede incluir la motricidad gruesa y/o fina, las funciones cognitivas, el lenguaje, el aprendizaje, la habilidades comunicativas y sociales y las acciones de la vida diaria y la autonomía personal. Un retraso del desarrollo puede ser un indicador temprano de una futura discapacidad intelectual o un trastorno del espectro autista.

El término discapacidad intelectual (DI) se reserva para edades habitualmente por encima de los 5 años de edad, en los que los tests neuropsicológicos logran la suficiente fiabilidad y confianza para poder realizar este diagnóstico. En general, estos individuos suelen tener afectación funcional de sus habilidades cognitivas, tales como el razonamiento perceptivo, la comprensión verbal, el pensamiento abstracto, la comprensión de reglas e instrucciones, la resolución de problemas o el aprendizaje experiencial.

El rendimiento del diagnóstico desde el punto de vista genético según diversas publicaciones se sitúa entre el 20-60%, debido a

múltiples factores tales como la inespecificidad de la clínica, el grado de severidad de los casos seleccionados, la heterogeneidad genética del trastorno, la técnica elegida para su abordaje, el modo de reclutamiento de pacientes o la consideración de la patogenicidad de las variantes, tales como la inclusión de variantes de novo como variantes causales. La prevalencia de la DI grave es muy inferior al de la DI leve (0,4% frente al 2,5-3%), pero sus causas parecen estar mejor definidas.

El trastorno del espectro autista (TEA) se caracteriza por problemas en la comunicación social y la interacción, así como la presencia de comportamientos estereotipados y repetitivos e intereses restringidos. Aunque las personas con TEA comparten características centrales, se trata de un grupo clínicamente heterogéneo de trastornos. A menudo muestran una compleja combinación de síntomas médicos, neurológicos y psiquiátricos, incluyendo comorbilidades tales como epilepsia, alteraciones motoras, discapacidad intelectual, trastorno del lenguaje, trastornos del ciclo vigilia-sueño y problemas gastrointestinales. Los síntomas generalmente aparecen antes de los 2 años de edad, existiendo una probabilidad cuatro veces mayor de aparición en los varones que en las mujeres. Los factores genéticos y ambientales contribuyen a la etiología del TEA. Algunos estudios familiares y en gemelos revelaron que el TEA posee una heredabilidad estimada del 40–90%. Aunque con frecuencia las causas del autismo son desconocidas, han sido descritos cambios patogénicos en muchos genes, que predisponen o están asociados con este trastorno.

Finalmente, añadir que los trastornos del neurodesarrollo pueden ir acompañados o no de otras comorbilidades neurológicas y/o rasgos dismórficos. La presencia de determinadas características clínicas, microcefalia, rasgos dismórficos o anomalías congénitas pueden ser de gran relevancia a la hora de definir un síndrome específico y facilitar la toma de decisiones con respecto a la idoneidad de la prueba genética a seleccionar. En nuestro portfolio destacamos algunos de los síndromes genéticos más frecuentes, pero ofrecemos además el estudio de muchos otros síndromes con base genética, localizables en nuestra web o mediante consulta previa. El conocimiento sobre las bases genéticas de este tipo de trastornos está en continua evolución y dependiendo de las características clínicas del paciente proponemos distintas estrategias de diagnóstico genético.

REFERENCIAS
  1. Chiurazzi P and Pirozzi F. Advances in understanding – genetic basis of intellectual disability. F1000Res. 2016 Apr 7;5. pii: F1000 Faculty Rev-599.
  2. Han JY, Lee IG. Genetic Tests by Next Generation Sequencing in Children with Developmental Delay and/or Intellectual disability. Clin Exp Pediatr. 2020 Feb 6.
  3. Kochinke K, Zweier C, Nijhof B, et al. Systematic Phenomics Analysis Deconvolutes Genes Mutated in Intellectual Disability into Biologically Coherent Modules. Am J Hum Genet. 2016;98(1):149-64.
  4. Newschaffer CJ, Croen LA, Daniels J, Giarelli E, Grether JK, Levy SE, et al. The epidemiology of autism spectrum disorders. Annu Rev Public Health 2007;28:235-58.
  5. Vickers R R, Gibson J S (January 12, 2019) A Review of the Genomic Analysis of Children Presenting with Developmental Delay/Intellectual Disability and Associated Dysmorphic Features. Cureus 11(1): e3873.

 

PORTFOLIO NEUROLOGÍA


SOLICITUD DE ESTUDIO
Elige el panel que quieras solicitar


CONSENTIMIENTO INFORMADO
Documentación necesaria para realizar el estudio


CLASIFICACIÓN DE VARIANTES
Criterios de clasificación de variantes y utilidad clínica